¿Por qué estudiar un Curso de Idiomas en el Extranjero?

¿Por qué estudiar un Curso de Idiomas en el Extranjero?


En el colegio, en el instituto, en una academia, con clases particulares, con programas de radio… Son tantas las fórmulas que uno se pregunta por qué teniendo un acceso tan amplio a diferentes modos de aprender inglés continuamos, generación tras generación, siendo incapaces de dominarlo con soltura. Bien es cierto que, a diferencia de otros países europeos (como Suecia, Dinamarca, Alemania, Noruega o Finlandia), el sistema educativo de nuestro país no ha acompañado demasiado en este sentido. Por ello, las familias que desean que sus hijos se defiendan en la lengua inglesa han tenido que buscar alternativas que no siempre generan el resultado esperado. ¿Por qué?

Porque hoy en día no es suficiente con tener unas nociones básicas. Por poner un ejemplo: las exigencias laborales a las que se enfrentan los jóvenes les obligan no sólo a tener conocimientos de cualquier área, sino a manejarse en ellas con dominio, soltura y fluidez. Lo mismo sucede con el inglés. Defenderse en el idioma no es suficiente: es necesario entenderlo y hablarlo como un nativo.

Sabemos que la gramática es necesaria, pero no es suficiente. ¿De qué sirve si uno no es capaz de mantener una conversación con un nativo, entender a su interlocutor sin dificultad y expresarse con fluidez? Lo cierto es que de bien poco. Ésta es una de las razones por las que, de unos años a esta parte, y cada vez con más frecuencia, estudiantes jóvenes y adultos toman la determinación de viajar al extranjero para sumergirse en el idioma y la cultura y tener un contacto permanente con la lengua.

Antes de pensar en irte, debes saber que estudiar fuera no va a ser simplemente un “gasto”. Se trata de una inversión en tu futuro y en tu formación. Estudiar un idioma en otro país es una de las mejores opciones que existen para aprender a hablar y desenvolverse en una lengua extranjera. Expertos en lingüística así lo aseguran y parece lógico teniendo en cuenta que la gente que pasa mucho tiempo fuera acaba aprendiendo.

Estancia de verano

Los programas de idiomas para estancias de verano, por ejemplo, se diseñan para lograr que, tratándose de un periodo relativamente corto, los estudiantes logren desenvolverse con habilidad y destreza en el idioma y regresen con un importante progreso en las áreas de la lengua. ¡Pregunta por los Programas de Idiomas de verano de Schola!